Notas

Estoy muuuy aburrida, ya limpié el living, aproveché para cambiar los muebles de lugar, encaré con el escritorio, al cual también le cambié los muebles de lugar, barrí el balcón del escritorio, sacudíla alfombra, me rompí una uña y grité:- ¡Basta para mí, bingo, cartón y lotería!

Repentinamente se abrió la puerta de calle y yo, que estaba armando el mate en la cocina quedé aterrada.

-Chichí- oí la voz de Macarena- ¿dónde estás?